Skip to content

Larga la ausencia, largo el año 2012

diciembre 8, 2012

Si se fijan, si son atentos, ustedes, sí, personajes invisibles que leen este blog, a los que les hablo desde el último retazo de chuunibyou que me queda (el cual no da la talla para escribir algo en su propio blog y terminar su cagá de historia, el muy cabrón), hace más de un año que no escribo nada en este pedacito de mi que está puesto en la red, y que, como ya les dije, no lee nadie.

Salvo Cele, pero es que mi niña lee todo lo que yo escribo. A tí, m’love, gracias por leer tanta weá junta. :3

La última cosa que escribí fue en noviembre del año pasado… ni seis meses llevaba pololeando, y desde entonces han pasado muchísimas cosas. Muchas. Tantas, que no he tenido en mi cabeza ni una sola oportunidad de recordar que esto existe, porque, si me conoces, tú que me lees, debe ser porque también has estado desde finales de noviembre en clases, con dos meses de vacaciones muy esparcidos a lo largo del año en vez de los tres acostumbrados. No es que me queje – es que no estoy acostumbrado. Y ustedes tampoco. No me vengan con weás.

Miro el siga, y resulta que en este año que pasó, este 2012 ha consistido de tres semestres académicos. Son catorce ramos en un año, sin contar las weás que boté.
Uno queda cansado.
Milagrosamente sólo me eché mate 4, y el resto quedó desinscrito, algunos ramos perdidos en la inmensidad de la rebaja académica, y los otros registrados, en un muro de la vergüenza que va junto con el resumen académico.

Muro de la vergüenza, sí. ¿Pero qué es peor que esté ahí? ¿Funda 1? ¿O la Feria de Software?

Hilo conductor de todo el año fue la feria… pasé FISW e ISW, pero TDSW está en el muro de la vergüenza… sendos 21 en un mar de ochentas, no hay manera de no ponerse triste, viendo ese espectáculo.

¿Ha sido perder el tiempo? La conciencia te dice que no – un fracaso en el currículum es algo que no tiene todo el mundo. ¿Alguien más sabe de primera mano qué es lo que NO HAY que hacer para fallar un proyecto de mediana envergadura? ¿Ah?

Pero siempre hay alguien dentro tuyo que te dice que eso es irrelevante – y te sientes mal… aunque, gracias a Dios, soy alegre. Me recupero rápido de la melancolía – y eso es algo que no todo el mundo puede hacer. Eso también aprendí, este largo 2012. Aunque quisiera hablar de eso, también he aprendido a que debo cuidar mis palabras…

Aún cuando no necesite hacerlo y tenga alguien a quien decirle todo lo que me pasa por la cabeza, y ciertamente también escucho – dos mentes que se cruzan, es un genial ejercicio. ¿Cómo es posible que gente esté con una puerta ornamentada y de hermosa fachada, siendo que después de hacer el amor no te queda otra que fumarte un pucho y dormirte porque no hay nada de qué hablar? Independiente de las circunstancias, no se puede estar con una pareja si no puedes hablar durante horas con ella.

Antes, hablaba durante horas a la nada. Escribía.
Hoy ya no es necesario. Y por eso quedó mi blog botado. ¿No creen?

Tiene gracia que haya llegado a escribir nuevamente para decir que “Ohoooooho, he pasado TODOS MIS RAMOS y no recordaba qué se sentía, woohooooo!” y haya terminado escribiendo tanto.

Siendo que hoy estoy enfocado en escribir poco.

Pero Santiago en 100 Palabras no permite subir textos que no sean inéditos. Así que se aguantan.

Aunque las personas que me importan ya han leído lo que yo escribo, así que pa qué me preocupo wn…?

Sí es claro que con setecientas veintitrés palabras ya cubrí mi cuota de escritura acá, y me gusta como está, así que podría publicarlo…

Pero cómo, sin dar cuenta de que he aprendido un montón de cosas con la primera persona que va a leer este post.
A ella va dedicado todo lo que escribo. Gracias por todo lo que me has enseñado.
Y porque es necesario mencionar que la vida se hace más fácil cuando uno juega de a dos.

Suerte a todos, chicos.

Pd: cuenten las palabras. Son las que ya dije. Eso me encanta xD

Anuncios

Recuento de hechos – Nanairo ver.

noviembre 6, 2011

Nichijou empezó a salir regularmente todas las semanas entre Abril y Septiembre del 2011. Por tanto, el inicio de esta historia necesariamente es entre Abril y Mayo.
Por otra parte, estoy seguro de que era viernes. Necesariamente.
La idea original era ayudar a mi nieta a estudiar física, y el certamen era la semana siguiente, o dentro de unas cuantas horas. Eso sitúa el inicio en dos fechas: el 8 o el 15 de abril.

De cualquier forma, dado que estábamos en el mismo barco los tres, estudiamos física tranquilamente.
Yo llevaba mi polera roja de Taiko no Tatsujin.
Nunca habían hecho antes la asociación que hizo entonces.
¿Ese no es Pedobear?
No lo había pensado yo. Y con lo que me había esforzado para hacer ese vectorizado…
Pero me cayó muy bien. Se lo dije.

Lo siguiente pasó el 10 de mayo más o menos. Recién regalados los flamantes tomos de Glénat (que me dejarán medio arruinado pero, meh xD) con ocasión de mi cumpleaños nos encontramos otra vez. Obligado abrazo de feliz cumpleaños, claro.
El punto es que después de eso me quedé sin palabras.
¿Se han fijado que ante ciertas personas uno hila puras estupideces para decirle?

Todo Mayo y mitad de Junio nos fuimos pillando más, yo tendía a irme donde mi nieta trabajaba, y como los viernes coincidían, ahí hablábamos. No me di ni cuenta cuando empecé a buscarla.
A lo largo de ese mes, los abrazos fueron haciéndose más largos, pareciera que quisiera sacarme los ojos, por cómo me apretaba. Más de una vez casi caigo encima de ella. Aunque no creo que le hubiera importado.

Me dio por ver la letra del ending de Nichijou. Cito textual:
With a flutter, our eyes meet… it was a coincidence, right?
Hey, tomorrow we’ll meet again, won’t we?
Today as well was fun, wasn’t it? Ah, I’m falling in love.
Parecía un horóscopo.

Y de pronto tocó que necesitaba ayuda para cierta materia de mate, no me acuerdo qué. Así que, por una vez, me aparecí por el trabajo de mi nieta, no para ayudarla.
En algún momento se fue, y nos quedamos solos.
Qué ganas de poner mi cabeza en su regazo.
Esto fue el tercer viernes de Junio.

Dio la hora de salida, no teníamos nada más que hacer allá, nos fuimos. Tomamos el metro, mi mano sobre su hombro.
Mi memoria me juega malas pasadas, ¿me habrá ofrecido entonces una mentita? ¿O fue en una ocasión anterior?

Estación Rodrigo de Araya.
Yo llevaba una chaqueta de polar color gris.
Podía apoyar mi mentón sobre su cabeza.

En algún momento pasamos por la estación Ñuble.

En Irarrázabal me despedí de ella.
Mis pies no tocaban el suelo.

“Nice to meet you, this birth of love.
Tomorrow again, we’ll meet, won’t we?
oyasuminasai.”
Así cantaba mi iPod mientras pasaba por Baquedano.

Primavera

septiembre 29, 2011

Hoy, Tsukasa se metió al baño del segundo piso como todas las mañanas, a tomar una ducha.
Se cargó en la puerta para dejarla trancada, ya que, como recordarán, la puerta se hincha y no se cierra bien.
Pero esta vez, la puerta se cerró detrás de ella, y nunca más volvió a aparecer. Dejó abandonada la ilusión en mi cora… no, esperen, eso no era.

El problema es que la puerta igual queda apretada. Así que después de terminar se oyó el grito clásico:
¡Miku-neechaaaaaaan! ¡Ábremeeeeeee!
Claro que Miku no estaba.
¿Miku-nee? ¿Nairo-san? ¡¿Alguien ahí?! ¡Ábranmeeee!

Al final le abrí yo, pero tranquilos, que para entonces ya estaba vestida.

El punto es que Miku y Tsukasa son parte de nuestra familia a veces, cuando se les da la real gana…
Ambas son un par de… “muñecas”, una nendoroid y una nendoroid-petit que obtuvimos hace un tiempo. Tsukasa fue un regalo, Miku una oferta tremenda.
Y de repente les da por vagar por la casa. Igual nos hemos acostumbrado a eso acá en la casa, lo cual no quita que pasen cosas entretenidas.

Así que historias de Tsukasa o de Miku habrán alguna vez en un futuro.

Revival…?

septiembre 29, 2011

Algo se me va a ocurrir luego, dado que prácticamente la universidad está eliminada.

Invierno

junio 20, 2011

Tsukasa sabe que es invierno cuando ya no se puede cerrar completamente la puerta del baño, por la humedad.
No teme por su intimidad: que no se cierre completamente no significa que no quede tan apretada que a veces no puede abrirla después de encerrarse a tomar una ducha.
Y es entonces cuando grita “¡Miku-neechan, ayúdame a abrir la puertaaaa! ;_;”
(trabajo en progreso)

Poco de ají (parodia)

junio 8, 2011

Esta es una parodia de Fuyu no Hi, de Houkago Tea Time.
Y me gustaría que alguien la cantara una vez que la termine, si es que lo hago.

El frío me hizo tiritar
Aunque se sabe que eso es de lo más normal
De mi casa salí, y ahí me cagué:
la reja está congelá.

Dicen que para el frío pasar
es genial, el ají
Pero igual que al cantar Curry Nochi Rice
La lengua después me quería puro sacar

No quiero más, deja de picar, cómo se me ocurrió
Un poco de curry y un montón de arroz
Música bien, letra fatal, el frío ya se fue
Nandaka, ureshii ne

Eso por ahora…

Nanairo Bot 4LP

junio 5, 2011

Después del salto, un bot muy hueón de Twitter para postear mierda.
Requiere un archivo llamado “consumer.txt” donde en la primera línea figure su Consumer key, y en la segunda línea su Consumer secret.
Postea mucha mierda, pero muy entretenida :3
Leer más…